Günther Herbig, el Karajan de Alemania oriental

    Disfrutamos muchísimo anoche del concierto de la Orquesta Sinfónica de RTVE dirigida por Günther Herbig, el Karajan de la Alemania del este, y de la interpretación y la encantadora compañía de mi amigo Michael Pearson, primer violín, que nos invitó. 

    Interpretaron a Ravel (‘Mamá Oca’) y a Debussy con coral (‘Nocturnos’); bien. Pero cuando atacaron la séptima de Beethoven con la mayor pasión que nunca haya visto, los dos primeros solo me parecieron compositores de bandas sonoras. Bárbara simplificación, sí, pero es que tras cantos de ‘Sirenas’ de acomodados impresionistas vino la euforia de Wellington venciendo a las tropas napoleónicas en Vitoria -ayudando a España-; la inminente guerra posterior; la desolación de Ludwig por sus problemas económicos y por su sordera… Todo dicho sin palabras, solo con música. Inmensidad, sobre todo en el segundo movimiento, que empieza como un susurro y continúa inexorable como el tiempo; la música más bella para un funeral. 

    La gente aplaudía de pie, algo que según Michael no es muy habitual. 

    Como no encuentro una grabación gratuita que le haga justicia a Herbig, propongo a René Leibowitz: http://www.youtube.com/watch?v=dE-GotNlXSo Se le aproxima bastante, pues también se acerca a Beethoven con respeto reverencial en el tempo, la articulación y las dinámicas; inmaculado, sin el levísimo descuido al que a veces daba pie la postrera familiaridad de Karajan. 

    El director vuelve al Monumental de Atocha el jueves 10 y viernes 11 con Lutoslawski, Szymanowski y Dvorak; os lo recomiendo vivamente. 

The Duke of Wellington
Wellington

N.B: La Séptima es una mezcolanza de temas. Hay otra pieza sinfónica de Beethoven, ‘Wellingtons Sieg’ (La victoria de Wellington) expresamente sobre la Batalla de Vitoria. Suele interpretarse una a continuación de la otra.

Esta entrada fue publicada en Música. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario